09 diciembre 2008

Cristal

cristal

Cristal. Eso mismo parecían, en aquel momento, aquellos ojos que una vez miraron en lo más profundo del ser amado. Esos ojos, que al ver llegar a su amor, se achinaban y decoraban al mismo tiempo el rostro con sus características arrugas de felicidad. Ahora eran cristal.

Un trocito de sentimiento asomó y una amargura, hasta ese momento desconocida, le invadió el corazón.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Sigue las historias vía e-mail

 
© Copyright 2035 La Historia que será
Theme by Yusuf Fikri